Are you a member? sign in or take a minute to sign up

Cancel

ABC FOR WINNERS S.A.S. - Accountability Business Company

LA EMPRESA MÁS IMPORTANTE “YO MISMO”

Es perentorio abordar, en algún momento de nuestras vidas, un tema de interés general relacionado con el manejo de las finanzas de la empresa más importante “YO MISMO”.

Desde que estoy investigando el tema de las finanzas personales he observado a través de los seminarios, conferencias y conversatorios que he realizado que los principales intereses o expectativas de la gente frente este tema están relacionados con tres planteamientos esenciales que voy a compartirles: el primero tiene que ver con responder a la pregunta ¿cómo volverme un mejor administrador de lo que me ingresa?; segundo ¿cómo generar otros ingresos para solventar mis gastos? y tercero ¿qué debo hacer con mi vida?.

Cada interrogante amerita un artículo independiente, pero por lo menos tocaré tangencialmente los tres para que usted, estimado lector si es importante, inicie un proceso de investigación personal sobre el tema de su interés donde construya una relación más tranquila y armónica con el dinero para poder caminar a su propio ritmo en lo que se constituya realmente en un aspecto importante de su proyecto de vida. Para poder abordar cualquiera de los interrogantes expuestos es necesario realizar una breve contextualización, tomando prestados algunos indicadores de los años 2011 y 2012 elaborados por los organismos especializados como el Banco Mundial, PNUD, ONU, Portafolio, la República, el Dane entre otros.

En Colombia dos de cada tres personas viven en la pobreza, una de cada cuatro vive en la indigencia. El coeficiente de Gini1 a nivel mundial varía entre 0.25 y 0.65; en Colombia este indicador está en 0.576 para el 2011, ubicándose como el noveno país más desigual, por debajo sólo de Brasil en América Latina y apenas superado por un puñado de países Africanos. En América Latina en la segunda mitad de la década del noventa, el índice de Gini alcanzó en promedio para la región el 0.54 frente al 0.42 del Continente Africano y el 0.32 de Europa. Ello evidencia que, efectivamente somos la región con mayores desigualdades del mundo.

De los cerca de 6.300 millones de habitantes que hay en el planeta aproximadamente el 17% se quedan con el 80% de los recursos; aunado a lo anterior 5.000 millones luchan para sobrevivir con menos de dos dólares diarios; 840 millones padecen de hambre y malnutrición; 1.000 millones viven con menos de un dólar diario y 24.000 niños mueren diariamente por falta de alimento2.

Los anteriores indicadores simplemente confirman que el sistema económico vigente si continúa como viene operando no es ni será sostenible por mucho tiempo; por lo tanto es importante preguntarse ¿qué tan responsable soy yo frente a dicha situación?, ¿cómo estoy pensando el dinero? y ¿qué está a mi alcance para iniciar el cambio que conduzca a humanizar un poco más este mundo que está centrado en el tener más que en el ser, en el consumo sin sentido más que en la construcción de riqueza, en la acumulación más que en la circulación?

Cada uno de nosotros tenemos una serie de fortalezas y debilidades internas que se constituyen en nuestras herramientas para construir y forjar nuestro camino. La sabiduría está en reconocer cuáles de las situaciones que diariamente enfrentamos podemos cambiar y por ende actuar y cuáles no y por ende quedarnos quietos. Cuando se plantea cambiar lo que está a nuestro alcance implica detenerse por un instante y reflexionar respecto a ¿qué puedo cambiar inmediatamente?..., dos cosas fundamentalmente, la manera de pensar es decir mi actitud, la pobreza o la riqueza están en la mente y la otra mi realidad económica traducida en los ingresos, egresos, activos y pasivos que cada cual tiene.

Para lograr iniciar un proceso de cambio de mejoramiento en el manejo de las finanzas personales en primer lugar se debe aceptar lo que se ha construido hasta el momento, mucho o poco es simplemente una consecuencia de sus acciones y omisiones del pasado. Por lo tanto si no le gusta lo que tiene actualmente, simplemente deje de quejarse y póngase desde ya a moldear el cambio para que mañana tenga lo que verdaderamente quiere en su vida en el aspecto económico. La toma de consciencia de cómo es usted para manejar sus propias finanzas es el primer y más importante paso para iniciar el camino hacia el manejo responsable de los recursos y la construcción de una riqueza con sentido.

Después de varias consideraciones hemos podido aclarar, junto con mi equipo de trabajo, que no todo el mundo vino al mundo a ser millonario, pero hay algo en lo cual no está eximido nadie y es de no tener las finanzas personales en orden, lo cual además de constituirse en una responsabilidad consigo mismo, es una responsabilidad con la familia y por supuesto con la sociedad.

Mi abuelo siempre me decía: “mijo es más fácil conseguir dinero que administrarlo”. Por eso es menester tener en cuenta las siguientes recomendaciones para que fortalezca su destreza en el manejo del dinero:

  • No gaste por encima de sus ingresos
  • Ahorre un porcentaje de sus ingresos es decir páguese usted primero y aprenda a vivir con lo restante y ojalá con menos.
  • Muévase desde la necesidad y no desde el deseo ya que esta última es ilimitada y si no lo manejamos nos conducirá a tener asfixia financiera.
  • Debe trabajar su cuadro emotivo para determinar cuál es la verdadera emoción que lo rige en el momento de hacer una compra (¿impulso?, ¿depresión?, ¿deseo? ¿necesidad?, ¿status?, ¿reconocimiento?, ¿afecto?, ¿otro?).
  • Haga cuentas es decir lleve un registro estricto de sus cuentas y descubra como está gastando verdaderamente sus ingresos. (Tome un curso de contabilidad básica o pida ayuda)3
  • Maneje un Presupuesto como punto de partida para verificar mes a mes si hubo o no algún desfase en la ejecución de los gastos y proceder a ajustarlo en el mes siguiente.

Una vez revisado el tema de la administración de los recursos que le ingresan, ahora centremos la atención en cómo generar otros ingresos, ya que es imposible aumentar los ingresos si todo el tiempo se están metiendo por el mismo bolsillo roto; para tal efecto planteo una serie de recomendaciones las cuales han sido validadas desde mi experiencia personal, en las investigaciones y con mi equipo de trabajo:

  1. Desarrollando la capacidad de visión y de propuesta.
  2. Ampliando las relaciones (el capital que nunca se acaba son las buenas relaciones).
  3. Identificando la fuente y sabiendo pedir.
  4. Desarrollando la auto confianza o seguridad en si mismo.
  5. Sabiendo escuchar y comunicar.
  6. Desarrollando la capacidad para leer emociones.
  7. Aplicando el sabio manejo del dinero, endeudándose sólo en lo que genere más ingresos y comprando activos que generen flujos adicionales.
  8. Identificando qué gastos se pueden convertir en ingresos.
  9. Practicando frecuentemente el ayuno financiero, a propósito de esta época de cuaresma. Es necesario controlar el impulso o la causa emocional que nos incita al gasto sin sentido mediante la abstinencia de comprar lo que no sea estrictamente necesario, como por ejemplo papel higiénico, crema dental, etc., durante una semana y hasta 21 días para volverlo un hábito, para que tenga el efecto esperado. Después de este ejercicio usted va a poder cotejar que efectivamente ahorrar es más sencillo de los que nos imaginamos si vivimos con lo necesario, ajustando el consumo a nuestras  verdaderas posibilidades.

 

Para terminar quiero responder el último interrogante planteado esgrimiendo las premisas conceptuales revolucionarias sobre las cuales se fundamenta nuestra razón de ser y la labor diaria, las cuales son el soporte de un estudio de más de 25 años donde se construye el tema de Proyecto de Vida, partiendo desde la pregunta ¿qué no es mi proyecto de vida?, para que una vez limpiado el mugre que nos impide ver, lo podamos reconocer sin vacilación alguna. Recuerde que el tema central gira alrededor de cómo alinear mi dinero con mi proyecto de vida:

 

  • Somos parte de un mismo sistema, uno sólo, y por tanto interdependientes.
  • El dinero es un bien distributivo. Lo que sobra aquí falta allá.
  • Lo determinante en el ser económico no es lo que sabe o logra, sino lo que hace con lo que sabe y logra. Es la relación la que resulta significante.
  • La forma de pensar determina la forma de relación y la construcción social derivada.
  • El gasto (demanda) - y por lo tanto la oferta (que depende de la demanda)- están determinadas por la psicología del individuo. Un ser inseguro gasta u obliga el gasto en busca de reconocimiento, status y poder. Pero resuelto el miedo, transforma por completo la estructura económica de su grupo y empieza a reconocer como posible un modelo de economía cero: donde no sobra ni falta.
  • Más no es mejor. La acumulación es una forma de pobreza, la resultante de una mente temerosa.
  • Todos los seres tenemos un umbral económico, variable según el proyecto de vida de cada quién, a partir del cual un peso de más degrada la calidad de vida del individuo y del sistema.
  • Somos parte de un mismo sistema. Interdependientes. Por lo tanto la pregunta no es cómo adquirir más riqueza sino cómo articular los recursos disponibles en pro de un bienestar común.
  • El ser no tiene la libertad de hacer lo que quiere. Eso es libertinaje. Estupidez. Su principal libertad consiste en aprovechar lo dispuesto.
  • La obsesión con el logro nos vuelve lineales. Lerdos.
  • El desarrollo sostenible se centra, no en el logro, sino en el sentido que éste tiene... no en el resultado, sino en la calidad del proceso.
  • Para hablar de bienestar común (desarrollo), el individuo ha de comprender la torpeza implícita en la búsqueda de la estabilidad en el empleo. Nada vital es "estable".
  • Empleo es prostitución. El desarrollo se centra en la empleabilidad.
  • El desarrollo significante es indirecto. Aparece, no cuando se busca o maneja sino cuando se resuelven los impedimentos
  • Nadie cambia a nadie. Nadie motiva a nadie. El ser cambia cuando comprende los impedimentos a su proceso de transformación: miedo, arraigo, terquedad, incapacidad de "perder" o "morir". Inercia.
  • La "pobreza" es, ante todo, mental. Es un constructo autoimpuesto.
  • La "riqueza" poco tiene que ver con la acumulación de recursos financieros; está centrada en los flujos no en las tenencias.


En este mismo orden de ideas la invitación que le hago estimado(a) lector(a) es a aumentar sus niveles de consciencia para que reconozca, cómo está pensando y sintiendo el dinero, ya que los verdaderos cambios se dan de manera silenciosa partiendo desde el mismo ser. Es importante aceptar que tan responsable o irresponsable soy frente al manejo de mis finanzas personales para iniciar un proceso de investigación personal para mejorarlas, donde construya mi propio modelo económico, el cual me reporte armonía y tranquilidad en la vida.


Por una vida co-construida en equilibrio,


Gabriel Talero Fandiño
Coach con PNL y Team Coach de la ICC
gabrieltalero@abcwinners.com

 

Wednesday, January 09, 2013 11:15:00 AM Categories: Ahorro Dinero Gastos Ingresos

Comments

Friday, February 08, 2013 7:34:12 AM
CARLOS ALBERTO ANTE OSPINA
Gravatar

Que gran artículo, muy aleccionador, sencillo pero práctico a la vez. Felicitaciones.

Carlos Ante

Friday, March 29, 2013 8:15:16 PM
Sonia Lisé Mira
Gravatar

Pues nada, muy bueno este artículo de gran enseñanza, solo queda ponerlo en práctica para nuestras vidas.

Sonia Lisé Mira.

Comments are closed on this post.